Cinco meses y diez días cumple en prisión José Daniel Ferrer este 11 de marzo/Imagen de archivo

José Daniel Ferrer cumple este 11 de marzo, cinco meses y diez días en la prisión de Aguadores, Santiago de Cuba, según dio a conocer su esposa Nelva Ismarays Ortega, a través de sus redes sociales, al líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) lo mantienen en una celda de castigo, «reducida, fría y húmeda, llena de mosquitos y todo tipo de insectos y roedores, semidesnudo, en condiciones inhumanas, degradantes y crueles».


La también médico cubana señaló que Ferrer continúa «aislado e incomunicado de toda la comunidad penal».

Las autoridades carcelarias le tienen prohibidas las llamadas, recibir o enviar cartas, sin derecho a tener consigo ni sus propias pertenencias.

Ferrer prosigue con la dieta de la dignidad, de tres bizcochos al día, y un vaso de leche, cuando las autoridades deciden facilitarle la comida que su familia le lleva.

No recibe atención médica aún, pese a sus padecimientos de gastritis, ha perdido peso, y está cerca de la desnutrición, consecuencias que pueden ser irreversibles luego.


«No hay dudas que tenían todo el show montado para poner esa grabación del juicio en el programa de chismes de la televisión cubana: el Noticiero Nacional de la Televisión Cubana. Lo que no contaron que 5 testigos les dejaran en ridículo», escribió Ortega Tamayo en referencia al juicio que le hicieron a Ferrer y a los otro cuatro acusados: Roilán Zárraga Ferrer, Fernando Gonzalez Vaillant y José Pupo Chaveco.

Ismarays Ortega también retó al régimen a poner el vídeo completo del juicio, «sin ediciones y poniendo las dos defensas a pesar de que el presidente del juzgado a penas le dejó hablar.

La esposa del líder adelantó que mañana 12 de marzo se hace firme la sentencia dictada por el tribunal contra el opositor, y es también la visita de la familia a la cárcel.

«Agradecidos estamos de todas las personas, instituciones, medios de prensa, gobiernos que día tras día están apoyando esta causa a través de las redes sociales, los medios radiales y televisivos, de una protesta, manifestación, un cartel, grafiti, octavillas. Sigo exhortando a todas las personas de buen corazón, amantes de la libertad y la democracia, de que se respeten los Derechos Humanos, que sigan exigiendo su libertad pues son INOCENTES!!», concluyó.