Agentes del servicio de aduanas en el aeropuerto internacional de Houston, Texas, obligaron a un científico de la NASA a desbloquear su teléfono inteligente para acceder a su contenido, según un portal de noticias en línea.

El ingeniero del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, Sidd Bikkannavar regresaba de Sudamérica, donde había participado en un evento deportivo, cuando fue detenido a su arribo a la terminal aérea.

Inicialmente, el científico se negó a desbloquear su teléfono, ya que el mismo pertenece a la NASA y no estaba autorizado para dar el código. Pero, accedió cuando le mostraron un documento que autoriza a Aduana a acceder a esa información.

Bikkannavar es ciudadano estadounidense por nacimiento y viajaba con un pasaporte válido, según la fuente.

En su Facebook Bikkannava realizó la siguiente publicación:


Perdón por la ausencia. En mi camino de regreso a los Estados Unidos el fin de semana pasado, fui interceptado por Homeland Security y retenido junto a otras personas bajo la prohibición musulmana. Los agentes de aduanas se apoderaron de mi teléfono y se negaron a liberarme hasta que les proporcionara mi PIN de acceso para que pudieran hacer una copia del contenido. Inicialmente me negué porque es un teléfono proporcionado por el JPL y tengo la obligación de proteger su contenido. Sólo por aclararlo: soy ingeniero de la NASA y ciudadano estadounidense. He nacido en Estados Unidos y viajaba con un pasaporte válido de los Estados Unidos.

Una vez tuvieron el smartphone y el PIN de acceso, me devolvieron a la sala de espera donde hay unas literas y otras personas retenidas (algunas durmiendo) mientras terminaban de copiar mis datos.

Ya estoy de vuelta en casa. Los técnicos del JPL han realizado un examen forense del teléfono para determinar qué contenidos han copiado los agentes de Homeland Security o si han instalado algún software en el dispositivo. También he estado trabajando con el departamento legal del JPL. Di de baja mi página de Facebook hasta estar seguro de que mi cuenta no estaba comprometida por la intrusión en mi teléfono y sus aplicaciones conectadas. Espero que nadie se haya preocupado. JPL me ha proporcionado un nuevo teléfono y un nuevo número que os daré pronto.