Científico cubano Ariel Ruiz Urquiola en contra de que Biden retome el acercamiento con la dictadura castrista/Imagen de archivo

El científico cubano Ariel Ruiz Urquiola publicó un mensaje en redes sociales, a propósito de la carta que suscribieron un gran grupo de emprendedores, artistas e intelectuales al presidente Joe Biden, pidiéndole renovar el acercamiento entre Washington y La Habana, y publicada en el medio de prensa La Joven Cuba.


Al respecto, Ruiz Urquiola pregunta por qué los firmantes de esa misiva no hacen una al designado gobernante Miguel Díaz-Canel, «para que no castre todas las libertades del ser humano».

Voy a personalizar, pues no me gusta hablar en nombre de nadie y menos de un ausente: ¡el “pueblo” de Cuba! Por qué los…

Publicada por Ariel Ruiz Urquiola en Martes, 9 de febrero de 2021

Ariel puso como ejemplo todo lo que han sufrido su hermana Omara Ruiz Urquiola y él, enumerando primero que fueron expulsados de sus trabajos en la Universidad de La Habana, por motivos ideológicos; luego habló de cómo esbirros de la policía política le destruyeron ganado menor y mayor, así como los cultivos en su finca, entre otras violaciones que han sufrido ambos hermanos, por parte del régimen, que le inoculó «una cepa altamente mutagénica de VIH» al biólogo, en represalia por ser opositor.

«¿Estas atrocidades públicas tienen algo que ver con el embargo norteamericano contra la dictadura cubana que desgobierna a Cuba desde 1959, y organiza y ejecuta terrorismo de estado en la propia nación cubana y una serie de países latinoamericanos bajo el slogan de un “socialismo del siglo XXI”?», cuestiona Ruiz Urquiola.


Para concluir, Ruiz Urquiola exhortó a las víctimas directas del régimen, a que le escriban al mandatario demócrata, «exigiéndole la nula colaboración con el desgobierno cubano que asesina, envenena, practica torturas tipificadas en crímenes de lesa humanidad usando desde implementos físicos hasta la biotecnología, encarcela, golpea, castra todas las libertades de quienes disienten de su sistema dictatorial y es maestro en el terrorismo de estado», puntualizó.

«Ser dignos es ser completamente honestos, y no usar a una masa de esclavos, analfabetos funcionales con toda la mala intención del mundo, para permitir los negocios privados y el derecho al ocio de unos pocos: la familia Castro, sus aliados y secuaces», sostuvo.