Captura de pantalla ONU

La delegación de la dictadura cubana con la colaboración de Venezuela, China y Corea del Norte sabotearon las palabras de Ariel Ruiz Urquiola en la ONU.


El representante de Cuba realizó continuas interrupciones a Ariel Ruiz Urquiola impidiendo completar de manera fluida su denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra, Suiza. 

La intervención de Urquiola estaba prevista a durar 90 segundos pero debido al sabotaje de las dictaduras que pertenecen a la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU) se extendió por 13 minutos.

La delegación de Australia salió varias veces en defensa de Urquiola pidiendo que se le permitiera concluir sus palabras sin más interrupciones.

«(Estos son tácticas) para reprimir al ciudadano cubano de a pie, también bajo régimen de una moderna esclavización y resumir en la inoculación del VIH al que disiente de la cuartilla en el aula universitaria…», dijo Urquiola ante los ataques del gobierno de Cuba.