El cantante dominicano José Alberto El Canario y el Septeto Santiaguero se alzaron con el Latin Grammy a Mejor Álbum Tropical Tradicional, por A mí qué: tributo a los clásicos cubanos, del sello Los Canarios Music, informa Diario de Cuba.

En el disco A mí qué: tributo a los clásicos cubanos, intervinieron los músicos Gilberto Santa Rosa, Pancho Céspedes, Alexander Abreu, Edwin Colón Zayas, Maraca y El Prodigio.

El Canario agradeció a todos sus seguidores en la Isla, por permitirles seguir haciendo buena música, durante su alocución en la gala celebrada anoche en el teatro MGM de la ciudad de Las Vegas, además celebró que su unión con la agrupación santiaguera ha resultado un éxito rotundo.

En la categoría de Mejor Álbum Tropical Tradicional, estuvieron nominados La fiesta continúa de la Sonora Santanera, Omara siempre de Omara Portuondo, Motivos de la venezolana María Rivas, entre otros.


Como anillo al dedo, producido por Top Stop Music ganó el Mejor Álbum de Fusión Tropical, e hizo que la cantante cubana Aymée Nuviola lograra su primer Grammy Latino en su carrera.

Nuviola subió al escenario rebosante de emoción, y dio un discurso en el que agradeció a la academia, a Dios, a su equipo de trabajo, a la ciudad de Miami donde reside actualmente, a su esposo y mánager Paulo Simeón, a sus seres queridos en Cuba, a los latinos y a las mujeres en el panorama musical actual.

Por su parte el cantante isleño Amaury Gutiérrez conquistó el Latin Grammy al Mejor Arreglo por «Se le ve», que compartió con Milton Salcedo, Carlos Oliva y Michel Puche.

El músico cubano Chucho Valdés fue galardonado el martes, con el Premio a la Excelencia Musical, en una ceremonia privada de los Grammy Latinos.

El pianista recibió el premio de manos de la popular cantante isleña Omara Portuondo, en el Hotel Four Seasons de Las Vegas.

El uruguayo Jorge Drexler se llevó a casa tres premios, incluidos los de canción y grabación del año por «Telefonía», mientras la española Rosalía se alzó con dos galardones por su éxito «Malamente».

México por siempre, de Luis Miguel se llevó el premio a Mejor álbum del año, aunque el afamado cantante no estuvo presente en la ceremonia, la mexicana Thalía, que fue quien anunció el galardón, bromeó diciendo se lo entregaría personalmente, ante la decepción del público porque el artista no fue a recibir el Latin Grammy.

El premio a Mejor Álbum de Salsa por 25/7, se lo llevó a casa el cantante puertorriqueño Víctor Manuelle, tras un breve, pero emotivo discurso, en el que mencionó a su padre fallecido, pues él cree que lo ayudó a cumplir ese gran sueño en su carrera.

Y aunque el colombiano J Balvin era el gran favorito de la ceremonia, con ocho nominaciones, sólo se llevó el Grammy a Mejor Álbum de Música Urbana por Vibras.

(Con información de Diario de Cuba)