Arresto al opositor
Rolando Ferrer Espinosa, coordinador del proyecto Las Villas Ley (Imagen: captura de pantalla, Diario de Cuba/24/02/2019)

El régimen castrista mantiene asediadas las viviendas de activistas, y en otros casos las fuerzas represivas del gobierno de Miguel Díaz-Canel han procedido a arrestar a los opositores para impedirles participar en el referendo constitucional que se desarrolla hoy domingo, 24 de febrero a lo largo y ancho de la Isla, informa Diario de Cuba.


El líder nacional de la UNPACU, José Daniel Ferrer denunció en Twitter que «centenares de opositores pacíficos y otros ciudadanos que pensaban observar el gran fraude de la tiranía, están bajo cercos, o vigilancia policial».

En horas de la mañana han sido detenidos cuatro miembros de la UNPACU en colegios electorales.

En Boyeros, La Habana, golpearon al opositor José Díaz Silva «cuando intentaba salir de su casa sitiada por fuerzas represivas», añadió en otro tuit Ferrer.


También en la capital cubana, la vivienda de la portavoz de Observadores de Derechos Electorales (ODE), Marthadela Tamayo, se encuentra sitiada, recoge Diario de Cuba.

Los activistas y observadores electorales Alexander Rodríguez Santiesteban y Walter Cañete Cruz fueron detenidos y ahora están desaparecidos, reveló Tamayo.

El coordinador de ODE en la provincia de Cienfuegos, Juan Alberto de la Nuez, fue detenido por la Seguridad del Estado, dio a conocer Juan Antonio Madrazo Luna, cuya vivienda de igual modo está bajo vigilancia.

El líder de la opositora Unidad de la Mesa de Unidad de Acción Democrática (MUAD), Manuel Cuesta Morúa, denunció este domingo que Rolando Ferrer Espinosa, coordinador del proyecto Las Villas Ley, fue detenido cuando se disponía a ejercer su voto en un colegio electoral.

La opositora Ailer González Mena publicó en Facebook, que el disidente Antonio Rodiles, quien protagonizó una protesta ayer sábado en la calle Galiano, ya se encuentran en su casa, pero apenas puede caminar por el violento arresto.

«Antonio G. Rodiles acaba de llegar a casa, casi no puede caminar por el dolor en la cintura, me cuenta que le aplicaron una violenta llave en esa zona, y le colocaron dos esposas hasta cortar», explicó González Mena.

«A Ángel Moya le aplicaron spray en los ojos. Fueron multados con 4000 pesos cada uno y una carta de advertencia», añadió.

«En la patrulla Antonio escuchó por la planta la alerta general de detener a cualquier persona sospechosa o con un comportamiento inusual alrededor de los colegios. La protesta pública es el camino en Cuba, ninguna dictadura cae con votos», concluyó.