CENSURA: Expulsan a médico cubano de la residencia estudiantil de Las Tunas por publicaciones en redes sociales/Imagen de archivo

El médico cubano Alexander Raúl Pupo Casas, quien en las últimas semanas ha estado realizando continuas denuncias en las redes sociales, sobre la situacion crítica de la Isla, fue suspendido este jueves en el hospital Ernesto Che Guevara de Las Tunas, donde se especializa en Neurocirugía, en una clara represalia de las autoridades por sus abiertas declaraciones en internet.


El galeno holguinero también fue expulsado de la residencia estudiantil, y deberá trasladarse a Holguín, para esperar qué deciden sobre su permanencia en el hospital tunero.

Pupo Casas dijo a Radio Martí, que él ha estado utilizando las redes sociales para manifestar lo que le preocupa…»las cosas que me molestan, que veo a diario en la sociedad; (…) nunca lo hice por obtener ningún beneficio político, solamente critico lo que está mal hecho».

El joven médico explicó siente tristeza, al ser juzgado por su forma de pensar y no por su desempeño como profesional.

«Jamás he tenido una queja de un paciente, y he atendido a muchos», indicó.


«El Artículo 54 de la Constitución me ampara, y no entiendo por qué violan de esa manera lo que está escrito en la Carta Magna», expuso.

Su jefa la doctora Lissette Ponce de León, especialista en Neurocirugía en ese hospital, el Ernesto Che Guevara le envió una solicitud de amistad en Facebook, la semana pasada.

«Le acepto la solicitud y ella, parece que al leer las publicaciones que tengo, se enojó, y me hizo una publicación en la que me llamaba a la reflexión, decía que esos no son los principios de un revolucionario, y yo le expliqué que ser revolucionario es tratar de mantener a la sociedad en un constante cambio, que estancarse no es hacer revolución», contó.

Cuando Pupo Casas le dijo que si sus publicaciones la molestaban, él la bloquearía de sus contactos en la red social; Ponce de León lo hizo firmar una carta de advertencia, de que en caso de seguir publicando en Facebook, podría perder la especialidad. Además de amenazarlo diciéndole que sus problemas podrían extenderse hacia su vida personal.

En conclusión el joven ha sido suspendido de su cargo como médico residente, y una comisión legal debe investigar a fondo su situación antes de emitir una sentencia sobre el caso.

«Pienso que mi mayor delito ha sido decir la verdad (…) Cuando alguien se me enfrenta en las redes sociales casi siempre voy al privado y converso con esa persona y trato de hacerle entender que cada publicación que hago se basa solamente en la verdad. Yo no publico mentiras (…), no difamo sobre nadie», afirmó.