Carteles en el Hospital Militar de Santa Clara: «No dejen morir a Yoel Bravo López», el líder opositor está ingresado allí por Covid-19/Imagen tomada de redes sociales

Aparecen carteles en el Hospital Militar de Santa Clara, exigiendo no dejen morir a Yoel Bravo López, líder opositor de Juventud Despierta, quien se encuentra allí ingresado por Covid-19, el activista dio positivo a la enfermedad hace unos cinco días, pero desde antes batalló e hizo múltiples denuncias en redes sociales, porque le negaban asistencia médica por considerarlo «contrarrevolucionario».

La denuncia fue hecha por el activista Osney Quintana García, quien responsabiliza a la dictadura por la vida del valiente defensor de los derechos humanos.


Otro opositor Jesus M. Cruz Santovenia, también denunció que a Bravo López se le acabó el oxígeno anoche, y pese a tener mucha falta de aire no se lo suministraban.

En días anteriores Yoel ha tenido serios problemas para que le suministren las medicinas que requiere en tiempo, el disidente ha presentado fiebre alta, y muchos malestares incluida la falta de aire.

En parte si Bravo López ha sido atendido en ese centro hospitalario ha sido por la fuerte presión de activistas allegados, que se han plantado afuera del lugar para exigir le brinden atención médica.

En las redes también identificaron al médico que le negó el oxígeno al opositor.


«Javier López Fernández este médico del Hospital Militar fue el que le negó el oxígeno a Yoel Bravo López , este médico manipulado por la Seguridad del Estado es uno de los que ha atentado contra la vida del líder opositor», indicaron.