El canciller cubano Bruno Rodríguez se burló una vez más de los cubanos al asegurar que en Cuba no hay hambre.

Según Bruno en Cuba no hay hambre ni pobreza extrema.


«Las condiciones económicas son muy difíciles para los cubanos» dijo Bruno ante una pregunta de la periodista Andrea Mitchell pero aseguró que no existía «la situación típica del Sur o del tercer mundo, porque no tenemos hambre, ni extrema pobreza, ni desempleo sin protección social».

El cancillera de la dictadura cubana minimizó las protestas masivas en Cuba asegurando que fueron «manipulados»

Las declaraciones de Bruno Rodríguez contrastan con las imágenes que llegan desde Cuba donde los cubanos sufren para conseguir hasta los alimentos más básicos.