New York y Brickell Key Miami. Foto: Cuba en Miami

Residentes de Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Massachusetts y Pensilvania, se mudan a Florida huyendo de las onerosas cargas impositivas, revela Miami Diario citando reporte de Fox Business.


El fenómeno empezó a darse tras la entrada en vigor de la Ley de Reducción de Impuestos y Empleos en el Estado de Sol.

Alrededor de 63.033 neoyorquinos se mudaron a Florida en 2018, la misma cantidad que en 2017, 18,290 personas vinieron de Connecticut, y 20,314 llegaron procedentes de Massachusetts.

Hay que recordar que fue en 2017 cuando se promulgó la Ley de Reducción de Impuestos y Empleos, y esto trajo como resultado que se acelerara la migración interna.

La legislación las deducciones de impuestos estatales y locales, pueden tener un límite de $ 10,000, y una pareja que gane $ 650,000 en ingresos ordinarios en Nueva York, podría ahorrar $ 69,719 al moverse a Florida.

Incluso el presidente Donald Trump anunció recientemente se mudaba a Palm Beach, Florida, pese a que es nativo del distrito de Queens.


Trump indicaba que aunque aprecia a Nueva York y a su gente, paga millones de dólares en impuestos municipales, estatales y locales anualmente, y sin embargo los líderes políticos de allí no lo tratan bien.