La policía de Miami busca a una mujer que bajo el supuesto nombre de Jessica González intentó robar tres teléfonos iPhones enviándolos a un negocio local y firmando por la entrega.


Todo sucedió en Credit360 el martes en horas de la mañana.

El dueño del establecimiento, Andre Coakley, dijo a WSVN News que por solo cuestión de segundos logró encontrarse con la estafadora.

El martes mientras él estaba fuera del negocio, una cámara de seguridad grabó como la mujer quien dijo que se llamaba Jessica Gonzalez detuvo su auto afuera del establecimiento. Del auto se bajó un hombre que entró en el negocio mientras González se quedó esperando a que llegara el camión de entrega de FedEx.

Al ver al camión estacionar, la mujer se acercó para firmar por las cajas que traía el repartidor pretendiendo ser González y trabajar en Credit360; sin embargo, el repartidor se negó a entregarle las cajas en el estacionamiento, y le dijo que entrara al negocio y que firmara estando ahí.


Ambos entraron al negocio en el momento en el que el dueño llegaba en su auto.

Cuando el dueño entró, la mujer ya había firmado por la entrega y estaba cogiendo las cajas para marcharse. El dueño entonces la detuvo y le cuestiono quién era y le quitó las cajas.

«¿Qué está pasando? ¿Por qué recibes paquetes aquí? «Ella dice que estos son sus paquetes. Estoy como, «No, no. Déjame coger esos paquetes «, contó Coakley.

Con su teléfono celular el dueño intentó grabarla mientras la mujer se cubría con una sombrilla el rostro y se marchaba.

Aunque Coakley no conocía a la supuesta Jessica Gonzalez, si había escuchado su nombre poco antes cuando una alerta del estado de la Florida le avisó que un nuevo miembro, con dicho nombre, había sido añadido a su negocio.

También había recibido una llamada de una tienda de celulares sobre una compra a nombre de González para su negocio Credit360.

«Si hubiera estado fuera por 15 segundos más, ella se habría ido con la mercancía», dijo. «Es estresante. Es estresante «.

Agregó que podría haberse quedado atrapado con la deuda porque alguien dentro del negocio sí firmó por los paquetes.

Coakley ha presentado documentos con el estado para eliminar el nombre fraudulento del negocio y ha presentado dos informes con la policía de Miami-Dade.

Él quiere que la pareja sea atrapada y quiere advertir a otros negocios sobre lo que podría haber sucedido.

Si tiene información sobre este intento de estafa, llame a Miami-Dade Crime Stoppers al 305-471-TIPS.