Bruno Rodríguez/Imagen de archivo

El régimen de La Habana reaccionó a los mensajes enviados por el presidente Donald Trump y el Secretario de Estado de EEUU Mike Pompeo a los cubanos, a propósito del 20 de mayo que se celebró ayer, cuando se conmemoró el nacimiento de la República de Cuba, una fecha que dentro de la Isla no se celebra por la censura del Gobierno castrista.


El canciller del régimen Bruno Rodríguez Parrilla tuiteó que «los cubanos no celebramos el 20 de mayo. Es una fecha festiva solo para quienes guardan pretensiones de dominación imperialista sobre Cuba», escribió el ministro de Relaciones Exteriores que mandó a Pompeo a «revisar la historia».

Por su parte, el periodista oficialista Iroel Sánchez aprovechó la ocasión para tergiversar el pensamiento de José Martí, y escribió lo siguiente en la citada red social:

«La mentada república fue justamente lo contrario a los sueños por los que Martí, republicano, un día como ayer, cayó en el campo de batalla. Martí no se agota en haber sido republicano: fue antimperialista!», tuiteó.


Pompeo dijo a través de su comunicado que Estados Unidos se unía al pueblo cubano «en la celebración del aniversario de la independencia de Cuba, hoy hace 118 años».

«La lucha del pueblo cubano continúa. Su sistema democrático fue derrocado por un dictador militar a mediados del siglo pasado. Pero la revolución por la que sus antepasados lucharon por sus derechos, libertades y prosperidad fue secuestrada por una dictadura comunista que ha infligido las peores formas de abuso al pueblo cubano durante 61 años», añadió.

En su declaración el jefe de la diplomacia estadounidense mencionó a las Damas de Blanco, al líder opositor José Daniel Ferrer, y a periodistas independientes, incansables luchadores por los derechos humanos «que al arrojar luz sobre las condiciones en Cuba impiden que el régimen oculte la verdad», puntualizó.

«Los Estados Unidos están con el pueblo cubano en su lucha por lograr su visión de una Cuba libre y más justa. El día en que su sueño de libertad se convierta en realidad lleva décadas de retraso, pero ese día llegará», concluyó.

El 20 de mayo es una fecha prohibida dentro de Cuba, desde que el fallecido dictador Fidel Castro tomó el poder en 1959 y se encargó de borrar la memoria histórica del pueblo en un intento por apaciguar a los cubanos y evitar una rebelión. Instaurando el 1 de enero como un día de celebración, por ser la fecha en que triunfó el sistema que ha subyugado a los isleños por décadas.

A continuación el mensaje del presidente Trump a los cubanos publicado en el portal de la Casa Blanca ayer miércoles:

En el Día de la Independencia de Cuba, reconocemos a los patriotas que lucharon por liberar a Cuba de su opresión colonial y construir una sociedad fundada en la libertad. Seguimos apoyando al pueblo cubano mientras buscan esos derechos fundamentales, y expresamos nuestro compromiso de apoyarlos mientras continúan luchando por la libertad y la democracia.

Estados Unidos tiene vínculos históricos con el pueblo cubano y sigue siendo solidario con los millones que han huido de la opresión del régimen tiránico de Cuba en busca de una nueva vida. El pueblo de Cuba merece un gobierno que promueva las libertades individuales, los derechos humanos básicos y las oportunidades para prosperar. El modelo cubano representa el socialismo fallido, y continuaremos asegurando que Cuba no exporte su represión a ningún otro lugar del hemisferio occidental. Es por eso que tomé medidas al principio de mi administración para implementar una política fuerte hacia Cuba que promueva el respeto por los derechos humanos, los mercados libres y una transición a la democracia en Cuba. Estados Unidos seguirá trabajando con nuestros aliados y socios en el hemisferio occidental para brindar estabilidad, libertad religiosa, cooperación y un futuro más libre a los grandes pueblos de Cuba.

Hoy celebramos las numerosas contribuciones de los cubanoamericanos a nuestra historia estadounidense y nos comprometemos a seguir trabajando con ellos para asegurar un mejor futuro para Cuba.