Alrededor de 120 bomberos y paramédicos fueron enviados desde Miami, así como caravanas de camiones, ambulancias y otros vehículos cargados con elementos de primera necesidad, y alimentos para auxiliar a residentes de las zonas afectadas en el Estado del Sol por el impacto del huracán Michael, reporta Telemundo 51.

Los operativos de evacuación fueron reforzados por oficiales de la patrulla de carreteras de Florida que se dirigían al norte del estado.

Policías de Ohio, Virginia, Nueva Jersey y Missouri también han estado ayudando, y en labor de rescate en las zonas donde azotó la tormenta.

«Recibí una llamada que hacía falta asistencia en el norte, para los camiones nuestros, y las personas que trabajan para el departamento nuestro», explicó Alejandro Fernández, bombero de Miami.