El Departamento de Inmigración del país boliviano confirmó la reciente expulsión de su territorio de cubanos y venezolanos que permanecían de forma ilegal en el país.


De acuerdo al director nacional de Migración, Marcel Rivas, los migrantes estaban en violación de la Ley 370, y permanecían en su mayoría en la ciudad de La Paz, informó el diario local Los Tiempos.

“Les garantizamos que son más de 300 ciudadanos tanto de Venezuela como de Cuba que no estaban cumpliendo la Ley 370, no estaban de manera regular en nuestro país”, dijo Rivas.

Rivas detalló que los arrestos se lograron a través de operativos efectuados bajo dos factores, uno humanitario y el otro, el cumplimiento de la Ley de Migración.

Las autoridades consideran que los migrantes ingresaron al territorio con propósitos otros que turismo, y esperan mejorar los chequeos migratorios para evitar estas incidencias.


Rivas dijo que los controles serán más rigurosos porque se intercambiará  información con la Cancillería y el Ministerio de Gobierno.

“Vamos a poder cruzar datos para poder identificar a aquellos ciudadanos extranjeros que tengan alarmas en la Policía Internacional (Interpol), denuncias por terrorismo, por narcotráfico y otros delitos. Trabajaremos con un sistema interconectado”, aseguró Rivas.