Normalización entre La Habana y Washington/Imagen de archivo

Personas familiarizadas con el asunto en conversación con Bloomberg, adelantaron que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, está planeando una normalización de las relaciones con el régimen cubano, y pretende revertir muchas de las sanciones y regulaciones impuestas durante la Administración de Donald Trump, informa Diario de Cuba.

Las fuentes indicaron que la estrategia demócrata buscaría reducir las restricciones de viajes, la inversión y las remesas.


Sin embargo, otras medidas que sancionan al Gobierno cubano por abusos a los derechos humanos seguirían vigentes.

No obstante, Bloomberg recuerda que ahora el panorama es diferente al momento en el que Barack Obama optó por el acercamiento con La Habana, dado que la economía de la Isla está sufriendo la peor crisis desde el colapso de la URSS, debido a los efectos de la pandemia de Covid-19 y de las sanciones de Washington.

La publicación detalla que «con una agenda interna abarrotada, no está claro qué tan rápido avanzará Biden en la implementación de su política hacia Cuba».

«Incluso si algunos cambios ocurren temprano, el confinamiento continuo por el nuevo coronavirus podría retrasar los beneficios de cualquier medida que permita más viajes a la Isla», añaden.


De igual modo no se sabe a ciencia cierta aún si Biden aumentará el personal en la Embajada de EEUU en La Habana.

A pesar de que Biden dijo en octubre Estados Unidos necesitaba una nueva política para la Isla comunista, su equipo ha condenado al régimen por silenciar a opositores, y por otra parte también ha calificado a Nicolás Maduro como un «dictador» en Venezuela.