Varios bicitaxistas en el municipio de La Lisa en La Habana denunciaron el acoso de la policía y de inspectores de la Oficina Nacional de Acción Tributaria (ONAT). Los Bicitaxistas acusan a la ONAT de no otorgarles licencias y después de acosarlos para imponerles elevadas multas por trabajar sin permiso.

Un bicitaxi cuesta entre 10.000 y 12.000 pesos cubanos y los que lo manejan dependen de ese medio para ganarse la vida y con frecuencia se ven perseguidos por la policía.