Bernie Sanders, senador socialdemócrata por Vermont se encontró recientemente con Yasiel Puig, estrella cubana de Los Angeles Dodgers, y el diario Washington Examiner comentó el suceso.


La publicación resalta que Sanders “no ha tenido reparos en elogiar a Fidel y Raúl Castro”, y el domingo sostuvo un encuentro con Puig, quien “intentó desertar del régimen de Castro cuatro veces antes de conseguir escapar para jugar al béisbol al más alto nivel”.

El jardinero cubano “sabe bastante de utopías socialistas”, destaca Washington Examiner, no obstante al socialdemócrata originario de Brooklyn se le escapó ese hecho.

El político de 76 años es fanático de los Dodgers desde su etapa neoyorquina, se detuvo el fin de semana en el campamento donde entrena el equipo, y capturó una instantánea que luego hizo pública en Twitter.

“Con unos cuantos ajustes creo que Yasiel Puig se apuntará 30 jonrones este año”, comentó Sanders en la red social, pues según Martí Noticias le dio consejos de bateo al pelotero cubano.


El periódico capitalino refresca la memoria, acerca de declaraciones del socialdemócrata sobre el fallecido dictador cubano Fidel Castro en la década del 80, cuando no era muy conocido.

“Todos estaban totalmente convencidos de que Castro era el peor tipo del mundo. El pueblo cubano entero se rebelaría contra Castro. Olvidaban que él educó a sus hijos, les brindó atención médica, transformó totalmente la sociedad”, argumentó cuando era candidato por el Partido Demócrata en la contienda electoral de 2016.

“Esa transformación era tan total cuando Puig nació una década después que el jugador de béisbol se arriesgaría a la tortura, una vida en prisión y quizás la muerte para escapar”, añade el Examiner.

El diario con sede en Washington también recuerda que Puig, un superdotado para el béisbol ganaba en la Isla 17 dólares mensuales, incluso luego de integrar la selección cubana al mundial juvenil 2008.

“La primera vez que Puig intentó abandonar el país, alguien avisó a la policía. La segunda vez, el bote no apareció. La tercera vez, se encontró con la guardia costera y fue arrestado. La cuarta vez, lo logró”, relata la crónica.

El pelotero cubano se fugó, y se puso en manos de unos contrabandistas mexicanos que “lo vendieron a un agente por $250.000. Un año más tarde firmó un contrato de siete años con los Dodgers por $42 millones”, repasa la publicación estadounidense.

También apunta que “Caballo Loco” ha sido un bateador prolífico, “un jardinero voraz y un candidato a Novato del Año”.

Con un promedio de bateo de .319, 97 carreras impulsadas, y 19 jonrones en 104 juegos, Puig ha hecho y seguirá haciendo historia en Grandes Ligas, gracias a su esfuerzo, talento natural, y sus persistentes intentos de salir de la Isla comunista, porque de no ser así, no podría estar ahora donde está.

“Pero aunque Puig apenas ha hablado de política, es poco probable que haya olvidado la vida bajo Castro. Él conoce muy bien la utopía socialista que Sanders alaba. Por eso escapó”, finaliza el Examiner.

(Con información de Martí Noticias)