obamajuan-gabriel


La muerte de Juan Gabriel, además de en el mundo de la música, tuvo una fuerte repercusión entre los principales líderes políticos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, despidió con un emotivo mensaje al artista, a quien calificó como “uno de los más grandes de la música latina”.

A través de un comunicado, el jefe de Estado señaló que “El Divo de Juárez” trascendió fronteras y generaciones.

El mandatario aseguró que la música del artista mexicano “suena a hogar” y destacó que llegó a cautivar “a las audiencias” e inspirar “a un sinnúmero de jóvenes músicos con sus letras románticas, sus apasionadas interpretaciones y su estilo característico”.


“Fue uno de los más grandes de la música latina y su espíritu vivirá en sus perdurables canciones y en los corazones de los fanáticos que lo amaron”, agregó.