Migrantes cruzan a nado Río Bravo (Imagen tomada de El Economista)

Fuentes del Instituto Nacional de Migración (INM) informaron al diario Hoy Los Ángeles, que autoridades mexicanas aumentaron el jueves la vigilancia en los márgenes del río Bravo, como medida para detener el flujo de migrantes que intentan cruzar a nado a EEUU.


La vigilancia se ha redoblado, luego de que un grupo de 17 migrantes, en su mayoría cubanos, cruzaron el miércoles las aguas del río Bravo a nado, confesó Enrique Maciel Cervantes, delegado del Instituto Tamaulipeco para los Migrantes.

Quince migrantes nadaron, y dos mujeres se subieron a un colchón inflable para cruzar a EEUU.

Hace dos semanas las aguas del río Bravo cobraron la vida de un salvadoreño y de su pequeña hija de dos años.

Los cubanos que cruzaron a nado estaban desesperados, según Cervantes, ya que habían esperado de tres a 4 meses en una lista para obtener una cita con autoridades estadounidenses y tramitar su asilo político.


El Gobierno federal mexicano decidió implementar un operativo de vigilancia, de ahí que el jueves se apreciaban elementos de la guardia nacional, a lo largo del bordo de contención Del Río.