El vuelo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hacia su residencia en Mar-a-Lago (Florida) contó con el acercamiento inesperado de una aeronave desconocida, según la información aportada por ‘ABC News’.

El suceso que aconteció el pasado viernes ha provocado la apertura de una investigación por parte de las autoridades, que no desvelaron la identidad ni la distancia de aproximación de la aeronave al Air Force One.

Según aseguró el citado medio, el avión se encontraba volando de forma paralela al vuelo presidencial en las proximidades de Palm Beach, sin embargo debería haber mantenido una distancia de, al menos, 5,5 kilómetros.

«Los funcionarios están investigando las razones del incidente de ‘pérdida de distancia’, lo cual probablemente incluirá entrevistas de pilotos y controladores», señaló el canal estadounidense.


Al parecer ambos aviones llegaron a «ponerse en contacto visual», incluso durante todo el vuelo ambas tripulaciones mantuvieron contacto para evitar un posible riesgo de colisión.

(Con información de el Nuevo Herald)