El Departamento de Salud de Florida en Miami-Dade emitió un aviso de no nadar para Collins Park y la 21 calle en Miami Beach.


El aviso del viernes no prohíbe nadar, pero advierte enérgicamente contra entrar al agua ya que las muestras excedieron el estándar federal y estatal recomendado para enterococos, una bacteria que puede provocar infecciones del tracto urinario, diverticulitis o meningitis en individuos más susceptibles.

Las playas del sur de la Florida sufrieron numerosos cierres este verano debido a la contaminación fecal. En un momento de septiembre, nueve playas se encontraban sin avisos de salud para nadar. Estos incluyen Golden Beach, Sunny Isles, Surfside, North Shore, 53rd Street en Miami Beach, Haulover South, Key Biscayne Beach Club, Crandon South y Crandon North.

Esas playas todas han reabierto desde entonces.

Para obtener más información, visite el Programa de playas saludables de la Florida en www.flhealth.gov y seleccione «Calidad del agua en la playa» de la Lista de temas de salud ambiental.