El periodista cubano, Augusto Cesar San Martín Albístur no podrá participar en la Conferencia Regional “El futuro del periodismo”, que tendrá lugar en Ciudad Panamá del 1 al 4 de diciembre próximo.


Nuevamente el régimen opresor se lo ha impedido, en horas de la mañana de hoy jueves, se le prohibió al comunicador salir del Aeropuerto Internacional José Martí.

Luego de que las autoridades cubanas chequearan su boleto, San Martín fue retirado de los controles de inmigración y conducido a una oficina donde le comunicaron que no podría viajar.

Acerca del suceso, el periodista relata:

“Parte del grupo que asistirá a la conferencia pasó a la misma vez el control de inmigración. A mí me llevaron para una oficina. Una oficial y otro con grado de mayor me informaron que tenía prohibida la salida del país y rompieron el boleto. Ninguno pudo decirme los motivos. Lo que sí me dejaron claro es que Inmigración no tiene nada que ver con la negativa”.


San Martín, explicó a las autoridades que no tenía deudas pendientes con el Gobierno cubano, lo que dejaba claro que los motivos eran represivos.

“El propio oficial me dijo que prefería no saber los motivos de la prohibición. A su juicio, debían ser órdenes del Ministerio del Interior”, añadió.

Hace dos semanas atrás, el comunicador fue amenazado por dos oficiales de la policía política cubana, con ser reprimido si se atrevía a realizar coberturas sobre el primer aniversario del deceso de Fidel Castro; y a propósito de los “comicios” municipales que se llevaron a cabo el pasado domingo en Cuba.

San Martín fue convidado a la Conferencia Regional en Panamá por el Centro Latinoamericano de Periodismo (CELAP), fundación sin fines de lucro, cuya labor y objetivo es la profesionalización de los periodistas de la región.

No es la primera vez que el régimen prohíbe a un cubano entrar o salir de Cuba, son mecanismos represivos y de intimidación que utiliza contra los nacionales todo el tiempo; para impedir en algunos casos que los activistas y miembros de la disidencia divulguen información en el exterior, o en otros casos, para evitar que cubanos que se oponen al gobierno entren a Cuba para realizar lo que ellos llaman “actos subversivos”.

(Con información de Martí Noticias)