Ante el aumento del dengue y zika en la Isla, las autoridades sanitarias cubanas han pedido a los ciudadanos “reforzar las medidas de prevención”, además de admitir que existen focos de ambos virus en las distintas provincias del país.

El director de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, Francisco Durán comentó al órgano oficial del PCC (Partido Comunista de Cuba), diario Granma que en “Cuba no se reporta chikunguña desde hace dos años, y la fiebre amarilla está eliminada desde 1909, pero en el caso del dengue y el zika sí existen brotes de transmisión en varios territorios del país”.

El periódico estatal no puntualiza cuáles son los territorios afectados ni hace alusión a los reportes de varios medios independientes y en el exterior, de acuerdo a los cuales al menos diez personas han perdido la vida en las últimas semanas en el centro y oriente de Cuba por dengue hemorrágico.

Las muertes de estos pacientes no han sido confirmadas por el Gobierno cubano.


La situación epidemiológica en el país comunista es prácticamente un asunto de Estado, en la prensa estatal no se divulgan cifras de las personas infectadas, ni fallecidas por estas enfermedades.

El verano por otra parte, es una época propicia, indicó el funcionario.

Las autoridades en la Isla responden a la crisis sanitaria, con la limpieza de los posibles focos de transmisión, “fumigaciones semanales, inspección de las viviendas, la vigilancia y el pesquisaje diario”.

No obstante “la piedra angular en la prevención y control de estos virus sigue siendo la responsabilidad de las familias y las personas en cooperar con estas medidas”, resaltó el profesional de la salud en declaraciones recogidas por CubaNet.

“Confiamos y descuidar el rigor y la disciplina en las acciones dirigidas a eliminar este vector, es el mayor de los riesgos para la salud”, añadió el médico en un llamado a la población para que acuda a los policlínicos y hospitales ante síntomas.

Según el directivo en el país caribeño no se reporta cólera desde hace dos años, y las enfermedades diarreicas y respiratoritas características de esta época del año han disminuido.

En las últimas semanas, sin embargo, se ha reseñado una situación caótica ocasionada por brotes de dengue hemorrágico que habrían dejado más de diez muertos en Villa Clara, Camagüey y Santiago de Cuba.

(Con información de CubaNet)