Una breve persecución policial en Miami el domingo, tuvo como resultado un aparatoso accidente en una gasolinera, según informaron las autoridades.

La persecución comenzó cuando un patrullero vio a un auto Volkswagen Passat que seguía a dos cuatrimotores mientras filmaba un vídeo en el área de la calle 8 del noreste y Biscayne Boulevard.

Los cuatrimotores huyeron del sitio, pero el patrullero comenzó a perseguir al Passat, el cual resultó ser robado y llevaba dos niños como pasajeros.

René Pimentel, portavoz de la policía de Miami, dijo que tras una verificación se pudo saber que el auto se había reportado como robado en West Palm Beach.


En la calle 34 del noreste y Biscayne Boulevard, el Passat se estrelló contra las bombas de gasolina de la estación. Dentro estaba el chofer, una mujer y dos niños.

Pimentel dijo que los dos niños fueron puestos bajo el cuidado del Departamento de Niños y Familias de la Florida (DCF). Por el momento no se sabe si la mujer enfrentará alguna acusación.

Afortunadamente nadie salió herido en el choque, según informó el portavoz.

(Con información de el Nuevo Herald)