Balseros cubanos- foto de archivo (pixabay)

Ha aumentado en lo que va de 2019 la cifra de cubanos que optan por lanzarse al mar en balsa para llegar a Estados Unidos, pese al cese de la política pies secos/pies mojados en 2017, dio a conocer un comunicado de la Guardia Costera citado por Martí Noticias.


Durante este año fiscal que inició el 1 de octubre de 2018, y concluye el próximo 30 de septiembre, 438 migrantes cubanos han sido interceptados por la Guardia Costera estadounidense.

Las estadísticas son significativas, si se compara con los 384 balseros que fueron capturados durante el año fiscal 2018.

La primera prioridad es la seguridad en el mar, recordó el capitán Jason Ryan, quien advirtió que las travesías en embarcaciones mal equipadas son un peligro.

La Guardia Costera mantiene en vigor su política de interceptar y detener los intentos de migración ilegal a los Estados Unidos, explicó el oficial Ryan.


En días recientes esta entidad interceptó una embarcación con 27 balseros cubanos intentando llegar a la costa de los Cayos de la Florida.

Entre los 27 migrantes, había un niño, 4 mujeres y 22 hombres, todos recibieron agua, alimentos y atención médica.