Así la indisciplina en las guaguas de La Habana, personas sin camisa y sin nasobuco/Imágenes captura de pantalla

El calor, la escasez y una crisis de valores inmensa son el caldo de cultivo para las indisciplinas y desidia en la Isla, este lunes Cuba ha reportado 37 nuevos casos de Covid-19, la mayoría de los contagios se están dando en La Habana, sin embargo las imágenes que subió una isleña a las redes sociales, son la prueba fehaciente de que el incremento de enfermos no se ha dado por cuestiones fortuitas.


Según explicó una cubana identificada como Laura García García, que se subió a un autobús el sábado junto a su esposo «por motivos de índole personal», en la ruta A40, esta mujer cuenta pasó uno de los peores ratos de toda su vida.

Post Laura García García/Captura de pantalla

«Me siento y una señora, ya de edad, que venía de la playa tomada además (cosa que se dijo estaría prohibida en la playa, pues de allí venía esta señora y su grupo de acompañantes) después de que exprimieron su ropa, literalmente, en el piso de la guagua, sacaron una de las famosas bocinas portátiles y pusieron la música más desagradable, además de alta, se subió encima del asiento y comenzó a bailar al ritmo de tal obscenidad, mojando a todos a su alrededor con el agua que le chorreaba del cabello…», contó García García.

«…Después no le bastó tal espectáculo y con la guagua completamente cerrada, ya que no paraba de llover, sacó un cigarro y comenzó a fumar, mi esposo le tuvo que llamar la atención (pues yo soy asmática y no tolero el humo del cigarro y con el nasobuco puesto es peor aguantar tal daño a mis pulmones), a lo que ella respondió con grosería», añadió.

De acuerdo a Laura no pudo hacer fotos de la mujer, pero al menos logró fotografiar al resto de las personas que iban con mala actitud dentro del ómnibus.


«Personas sin nasobuco, fumando, con las manos en la boca y hombres sin pullover, e incumpliendo las medidas orientadas para combatir esta terrible enfermedad que nos azota hoy. ¿Acaso no ven las personas lo inconscientes e indolentes que son?», cuestionó.

García sugirió que cada guagua tenga un policía para que imponga orden.

«Alguien que haga cumplir las leyes que supuestamente están. Es una falta de respeto toda esta situación. ¿A dónde vamos a parar!!!???», concluyó.