La derrota del cubano Guillermo Rigondeaux por nocaut técnico ante Vasyl Lomachenko parecía haber acabado con la carrera del santiaguero como púgil, sin embargo, contrario a reportes de prensa sobre la inexistencia de un plan para la carrera del boxeador, el equipo del cubano comenzó a negociar una pelea en un intento de retomar la cima.

Alex Bornote, consejero del doble campeón olímpico dijo: “Definitivamente vamos a volver al peso súper gallo, donde digan lo que digan, Rigondeaux es el mejor del mundo. Sólo pelearíamos en 126 con un oponente de primera magnitud, un Santa Cruz o un Mares”.


Aunque las heridas para el boxeador cubano y sus seguidores siguen abiertas, todos confían en que su trayectoria posee varios episodios por escribir.

Un tema que preocupa es la pérdida de faja de la Asociación Mundial (AMB) y la ausencia en las clasificaciones.

Bornote piensa que no tiene sentido que la AMB pidiera un pago de $10,000 para ir a combatir por una faja de la Organización Mundial (OMB), algo que sucedió cuando ya la cita de diciembre en Nueva York estaba firmada.

“Lo de quitarle la faja ya es de por sí polémico e injusto, pero que le hayan retirado cualquier posición en el ranking, eso es algo realmente cruel”, dijo el consejero de Rigondeaux.


“Hay que ser muy torpe para dejar a Guillermo Rigondeaux sin un puesto entre los primeros 10. Eso no se lo cree nadie”, añadió.

Bornote también se siente molesto por la reacción de los fanáticos del púgil.

“Digamos la verdad, Rigo sube para darle al mundo lo que el mundo quería. Sube porque nadie, absolutamente nadie quería enfrentarlo en 122 libras. ¿Dónde estaban esos campeones cuando él los llamaba? Una vez en el ring, con la mano lesionada, se dio cuenta de que sería muy difícil vencer a Lomachenko”, defendió el consejero del santiaguero.

Aun no queda claro si el cubano volverá a los entrenamientos, pero para Bornote está claro que la carrera de Rigondeaux no ha llegado a su fin, y pese a la salida de la clasificación, volverá a lo más alto.

“La derrota es dura, pero nadie asumió más riesgo, ni tenía más que perder que Rigo. Repito que en 122 no existe nadie mejor que él. Esto no se ha acabado. Quizá ahora comienza”, concluyó.

(Con información de El Nuevo Herald)