Destrozos en La Habana (Imagen de Luz Escobar, tomada de 14yMedio)

A medida que se contabilizan los daños dejados por el potente tornado que azotó La Habana el domingo 27 de enero, los registros de perjuicios aumentan por día, en una ciudad que ha sufrido el abandono del Gobierno cubano durante años.


Según datos del Ministerio de la Construcción publicados este martes en medios oficiales cubanos y citados por CubaNet, hasta ahora se registran 3780 viviendas afectadas y 372 derrumbes totales.

Inicialmente el régimen de La Habana había dicho que se contabilizaban 1238 viviendas afectadas, pero la cantidad de derrumbes parciales y totales ha ido ascendiendo con los días.

Los municipios habaneros más afectados tras el embate del tornado, han sido Regla, Guanabacoa, Habana del Este, Diez de Octubre y San Miguel del Padrón.

La cifra de fallecidos también ha aumentado, este fin de semana se dio a conocer que hasta ahora han sido seis los muertos por el evento climatológico, que también dejó casi 200 heridos en la capital de la Isla.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

René Mesa, ministro de de la Construcción añadió que los techos destruidos ya sobrepasan los 500, y en relación a los derrumbes parciales de cubierta actualmente se registran unos 1800.

De igual modo el funcionario informó se ha iniciado la venta de materiales de la construcción a los damnificados, y aseguró las autoridades trabajan para adaptar locales sin uso como alojamiento transitorio para quienes perdieron sus hogares debido al desastre.

Sin embargo los damnificados podrían pasar más tiempo en los albergues estatales del que indica el gobierno, ya que es sabida la lentitud con la que los cubanos pueden reparar sus casas en el país caribeño, muchas personas afectadas por fenómenos naturales de años anteriores llevan años viviendo en las instalaciones estatales que no cuentan con las condiciones básicas para acoger a los isleños; reportajes de Martí Noticias y de otros medios de prensa indican que algunas personas en la Isla han estado albergados incluso durante 30 años, sin ver la luz al final del túnel.

El Gobierno cubano ha decidido vender a mitad de precio los materiales de la construcción destinados a los damnificados, y dárselos gratis a las familias de muy bajos ingresos.

La ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz, mencionó que de 1600 peticiones para adquirir materiales, 412 damnificados ya han completado sus compras.