Los artistas cubanos José Villa Soberón y Gabriel Cisneros moldean una escultura de Alicia Alonso que será colocada en el Gran Teatro de La Habana, informa la agencia estatal Prensa Latina


Por el momento, la pieza es un esbozo en barro pero la estatua final será en bronce, indica el reporte.

«Siento una felicidad grande porque es una forma eterna de reconocer mi arte», dijo Alonso —ciega desde hace años— a Prensa Latina, durante una visita al taller de esculturas del Instituto Superior de Arte (ISA), donde palpó con sus manos el volumen de las piernas y parte del trabajo desarrollado hasta ahora.

«Todavía falta», aclaró Villa Soberón, Premio Nacional de Artes Plásticas en 2008 y creador de la escultura de John Lennon para un parque de la capital y la de Ernest Hemingway para el bar-restaurante Floridita.

Según Prensa Latina, la naciente escultura de la directora del Ballet Nacional de Cuba intenta captar el movimiento, más allá de una obra particular. No obstante, la imagen posiblemente recordará a los conocedores del ballet a Giselle, pues la pose evoca un momento del primer acto de esa obra.


«Nos dedicamos a estudiar todas las imágenes existentes e hicimos nuestra interpretación», dijo Villa Soberón junto a Cisneros, joven recién graduado del ISA y al cual calificó de «muy talentoso».

Alonso es una figura polémica dentro de la cultura cubana por sus dotes como bailarina que contrastan con la forma caprichosa y autoritaria en que ha dirigido el Ballet Nacional de Cuba.