Artista cubano se planta con su violín frente a la Embajada del régimen en Buenos Aires/Imágenes tomadas de Martí Noticias

Cada vez más cubanos emigrados unen sus voces a la causa de la libertad de Cuba, este ha sido el caso de Luis Alberto Mariño Fernández, un violinista antillano que reside en Argentina, y que se plantó con el instrumento musical frente a la sede diplomática del régimen en Buenos Aires, exigiendo liberen al rapero Denis Solís González, miembro del Movimiento San Isidro, informa Martí Noticias.


Mariño, profesor, director de orquesta y compositor, dijo que «la idea de estar frente a la embajada tiene dos caras: La primera es que yo, como cubano, me paro frente a ese edificio, bastante ostentoso, que no me representa porque encarna a la dictadura. Me coloco frente a ellos como símbolo de cómo están los ciudadanos cubanos, una persona frente a una maquinaria represiva».

Según el músico, también se para frente a su bandera, «que esa sí me representa. Es anterior a la dictadura cubana y los va a sobrevivir. Y frente a ella hago silencio, toco e improviso. Y voy generando un ciclo de silencio y de improvisaciones».

El artista transmitió en vivo por Facebook el performance, y aclaró el objetivo es sumarse al reclamo por la libertad de Denis Solís, y a favor del Movimiento San Isidro.

«Voy a tratar siempre de estar frente a la embajada y cuando no pueda (llegar por cualquier razón) estaré en otra parte de la ciudad, en algún lugar público, para que todos los días los argentinos vean lo que está sucediendo en Cuba», adelantó.


«La reacción de las personas es siempre muy variada. Es parte del paisaje. Hay a quienes interesa. Otros están ensimismados en su día a día. Algunos me hacen señales de aprobación. No he visto nadie que me desapruebe. Mi performance es artístico, es simbólico. No estoy convocando a una gran acción masiva. Tampoco la rechazo, pero lo que estoy haciendo es algo personal. Si invito a todos los que puedan pasar acá en Buenos Aires a tomar una foto, a compartir, porque todo eso generará presión y conciencia», sentenció.

Ya en marzo de 2020 Mariño Fernández creó tres improvisaciones en solidaridad con Luis Manuel Otero Alcántara y del líder opositor José Daniel Ferrer, quienes estaban detenidos en ese momento.

El joven también porta ahora carteles sobre su camisa, en ellos también pide el régimen libere a Solís, y convoca a los argentinos a apoyar al pueblo cubano.

Denis Solís fue juzgado el 9 de noviembre, acusado de «desacato», tras haber transmitido por Facebook como un agente de la policía política entraba a su vivienda sin permiso, y él lo expulsaba.