El artista cubano Luis Manuel Otero Alcántara, fue puesto en libertad el lunes tras 48 horas detenido, y declaró a Diario de Cuba: “Fue una idea más de acción protesta por el Decreto Ley 349. Amaury Pacheco, Soandry Del Río, Yanelys Núñez, Iris Ruiz y yo estábamos molestos”.


“En un país donde no hay cultura de protesta y personas como nosotros tenemos construido por parte del Estado todo un perfil político de opositores y disidentes, no tenemos ningún tipo de espacio ahora mismo para poder discutir un tipo de ley como esta”, explicó quejándose.

El sábado luego de realizar un performance ante el Capitolio de La Habana, en contra de las normativas destinadas al control del sector privado, pero que establece nuevas restricciones también a las actividades artísticas independientes, Otero Alcántara fue arrestado.

“A pesar de que sabíamos lo que implicaba, que podíamos ir presos, decidimos realizar esta acción en las afueras del Capitolio embarrados de mierda con este cartel que decía ‘Arte libre’ y abiertamente en contra del Decreto Ley 349”, confesó.

“Habíamos quedado que cada quien llegara por su cuenta al lugar. No sé de qué forma se filtró la información. Ellos no estaban muy claros de lo que íbamos a hacer, pero sabían que habría algo”, detalló.


Contó que dos policías sin pedirle su carné de identidad, lo esposaron y ante preguntas de por qué lo arrestaban, le dijeron que no tenían nada que explicarle, se resistió a subirse a la patrulla, y lo golpearon violentamente en la nuca.

Primeramente fue conducido a Zanja, específicamente a una estación de policía allí, y posteriormente trasladado al Vivac, otro centro de detención.

En celdas diferentes apresaron a Pacheco y a Del Río, dos días después los liberaron, y les impusieron una multa de 200 pesos por “desacato”.

Usaron excremento, por el simbolismo básico, pues como explicó Otero Alcántara “a raíz de esas normativas decretadas nosotros los artistas independientes somos para el Estado cubano una mierda. Ellos puedes jugar con nosotros, traernos para aquí, llevarnos para allá, dejarnos presos, allanarnos nuestras casas. Como individuos sociales somos una mierda para el Estado”.

La semana pasada la Gaceta Oficial publicó el Decreto No. 349/2018 como parte de lo que el régimen denomina “adecuaciones” del sector privado, refiriéndose a “nuevos delitos o contravenciones en la contratación de artistas, la venta de obras de arte y la exhibición de contenidos audiovisuales”.

El mismo establece multas y decomisos, así como la posible pérdida de la licencia, a quienes contraten músicos para realizar conciertos en bares y clubes privados, o en espacios estatales sin la autorización del Ministerio de Cultura.

Asimismo castiga a los pintores o artistas, que comercialicen sus obras sin autorización del Estado.

(Con información de Diario de Cuba)