Joe Biden. Foto: Nick_ Raille_07 / Shutterstock.com

La aprobación a la la labor del presidente de Estados Unidos, Joe Biden cayó por debajo del 38% según una encuesta de USA Today.


Un año antes de las elecciones de mitad de período de 2022, los republicanos parecen tener ventaja para recuperar algunos puestos en el Congreso a menos que algo cambie en el año que falta.

La encuesta de USA TODAY / Suffolk University, encontró que el apoyo de Biden se hundió entre los votantes independientes que fueron fundamentales para su victoria en las elecciones presidenciales del 2020.

Según la encuesta realizada los encuestados opinaron que:

  • Casi la mitad de los encuestados, el 46%, dice que Biden ha hecho un peor trabajo como presidente de lo que esperaban, incluido el 16% de los que votaron por él. Los independientes, por 7-1 (44% -6%), dicen que lo ha hecho peor, no mejor, de lo que esperaban.
  • Casi dos tercios de los estadounidenses, el 64%, dicen que no quieren que Biden se postule para un segundo mandato en 2024. Eso incluye al 28% de los demócratas. La oposición a que Trump se postule para otro mandato en 2024 es casi tan alta, con un 58%. Eso incluye al 24% de los republicanos.
  • El índice de aprobación de la vicepresidenta Kamala Harris es del 28%, incluso peor que el de Biden. La encuesta muestra que el 51% desaprueba el trabajo que está haciendo. Uno de cada cinco, el 21%, está indeciso.
  • Los estadounidenses apoyan abrumadoramente el proyecto de ley de infraestructura que Biden está a punto de firmar, pero están divididos sobre la ley «Reconstruir mejor», más cara y de mayor alcance, que se debate en el Congreso. Solo uno de cada cuatro dice que las disposiciones del proyecto de ley los ayudarían a ellos y a sus familias.

Si la elección fuera hoy, los encuestados, votarían por su candidato republicano al Congreso sobre el demócrata en un 46% -38%, lo que pondría a los republicanos en camino a sus esperanzas de obtener una mayoría en la Cámara y el Senado.

Dos tercios de los estadounidenses (66%) dicen que el país se ha equivocado de camino; uno de cada cinco (20%) dice que va en la dirección correcta.