Tim Cook, el CEO de Apple, habló acerca de las reiteradas declaraciones del presiente Donald Trump en su empeño por restringir la entrada a los Estados Unidos de refugiados y personas de siete naciones de mayoría musulmana.

El CEO de la prestigiosa compañía ha dejado clara la postura de esta y en una carta a los empleados dijo que Apple «no existiría sin la inmigración», según informa Europa Press.

«Más que cualquier otro país en el mundo, este país es fuerte debido a nuestro origen inmigrante y nuestra capacidad y habilidad como personas para dar la bienvenida a personas de todo tipo de antecedentes», manifestó Cook al Wall Street Journal el pasado martes.

Cook expresó además que hay muchos empleados de su compañía afectados por la decisión de Trump. «Son personas que tienen amigos y familiares», dijo respecto a sus empleados. «Son colaboradores, son contribuyentes, son partes clave de la comunidad».

Otras de las principales compañías tecnológicas como Google, Microsoft, Netfilx o Facebook también han tomado partido y manifestado su rechazo frente a la orden ejecutiva realizada por el presidente de los Estados Unidos, que impone la suspensión de todas las acogidas de refugiados durante 120 días y suspende durante 90 días la concesión de visados a los ciudadanos de Siria, Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen.


Según la Casa Blanca, dicha orden es necesaria para proteger la seguridad nacional.