Angie Chirino, aspirante a la candidatura republicana al Congreso por el distrito 27 del condado de Miami-Dade, fue presentada por su padre, el compositor y cantante cubano, Willy Chirino, en el restaurante Versailles de Miami, el lugar de encuentro predilecto de la comunidad cubana exiliada.


“Washington está quebrado y vulnerable y solo yo puedo arreglarlo”, dijo Chirino, una madre soltera de 48 años sin experiencia política y alejada del “establishment”.

Angie, quien también es músico, pronunció un discurso primero en inglés, y luego en español, en donde dejó claro que es hija de “refugiados políticos” cubanos y creció decidida a “lograr algún día un cambio real en Cuba”, aunque ella nació y creció en Miami, precisamente en el distrito 27, por lo que conoce y “habla el mismo idioma” que los electores a los que espera representar.

Chirino deberá competir con otros aspirantes republicanos por la candidatura, antes de las elecciones del próximo noviembre.

La ahora candidata de 48 años podría ocupar el puesto de la veterana política republicana Ileana Ros-Lehtinen, quien decidió retirarse este año.


La ganadora de un Grammy Latino planteó ayer en el Versailles, como una ventaja el no tener experiencia previa en política ni “pertenecer al establishment”; también defendió el hecho de no estar asociada a ningún grupo de interés ni “estar en el bolsillo” de nadie.

Angie se mostró orgullosa de sus raíces, de ser madre soltera de una hija de 20 años, de su pasado como cantante y compositora, y de haber sacado su primer título universitario recientemente.

La artista en su momento, que ahora quiere dedicarse a la política, ha trabajado en escuelas públicas de Miami-Dade como especialista en niños con necesidades especiales, durante once años; y ha tenido una ardua tarea en la fundación Children Voices.

El intérprete de “Ya viene llegando”, himno de esperanza para los exiliados cubanos en cualquier parte del mundo, pero especialmente de Miami, contó de su hija, que Angie le mencionó hace unos meses su proyecto de entrar en la política y él le dijo que no había antecedentes familiares, y si sabía dónde se estaba metiendo.

Y ella, decidida, le respondió que cuando él se dedicó a la música tampoco había antecedentes musicales en la familia.

“Es verdad, nadie dio un timbalazo en mi familia antes de mí”, dijo Willy en medio de los aplausos del público.

Angie Chirino prometió “trabajar duro” si los votantes le dan el “privilegio” de entrar al Congreso de los EEUU. De igual modo, dijo sería la “voz” de su comunidad y se haría oír fuerte.