anciano-cancer-cuba


Un anciano estadounidense, Mick Phillips, residente en Wisconsin, USA, ha viajado a Cuba, vía Toronto para someterse a un tratamiento con el novedoso medicamento cubano CIMAVAX. Phillips, padece de cáncer, pero el medicamento cubano no puede entrar en los Estados Unidos debido a las leyes, y es por eso que el anciano ha decidido viajar a la isla.

Mick Phillips quizás no encuentre la cura definitiva en la isla, pero se sabe que el CIMAVAX ha actuado de modo eficaz en pacientes con su mismo padecimiento.

Pero en caso contrario, probablemente Phillips encuentre un personal diferente al que encontró la madre de Napu Boychuk. Quizás en Cuba sea visto como un ser humano, y no como una caja registradora.

La comercialización del CIMAVAX se va a demorar bastante para entrar en los Estados Unidos, así como muchos medicamentos cubanos más.

El problema principal no es Cuba. El problema es que Estados Unidos tiene mucho dinero en juego en medicinas y en la industria farmacéutica. Esta el ejemplo del joven estadounidense, Jack Andraka, que descubrió hace ya casi tres años, formas novedosas de detectar el cáncer en edades tempranas, lo cual ayudaría a tratar la enfermedad con más éxito. Pero este joven no ha encontrado vías para promover sus ideas y al parecer es que no lo quieren escuchar.


El embargo a Cuba en este caso también es interno, sabemos que todo lo referente a la salud y a los medicamentos en Estados Unidos es un tema muy delicado, pues hay mucho dinero de por medio y mucha gente que no lo quiere perder.