El pasado 15 de septiembre en la localidad de Carlos Rojas en Matanzas, cinco opositores protagonizaron una gran protesta que fue organizada “de manera espontánea” por los activistas opositores, y el pueblo se sumó en el reclamo de “agua y luz” tras el paso del meteoro en septiembre pasado por Cuba.


El 28 de septiembre fueron citados Armando Abascal, Sissi Abascal, Annia Zamora, Dianelis Moreno y Aloy Betancourt, en la policía municipal del municipio.

El régimen amenazó a los disidentes con acusarlos de “asociación para delinquir”.

“La capitana Milaydis nos levantó el proceso. Nos dijo que por haber encabezado esta manifestación íbamos a ser encausados, que debíamos recibir una citación, pero todavía no nos ha llegado nada”, declaró Armando Abascal a Diario de Cuba.

Acerca de la supuesta contravención de “asociación para delinquir”, Abascal explica que “es un delito que usan por nuestro activismo político. Nosotros no robamos ni instamos a nadie a robar”.

Sobre la protesta en septiembre pasado los activistas detallaron en su momento la razón del suceso : “Llevamos nueve días sin electricidad y nos habían quitado la luz dos días antes del ciclón. La escasez de agua es tanta que nos traen pipas, pero con el agua impura y sucia que no alcanza”.


El portavoz de la plataforma ciudadana opositora #Otro18, Manuel Cuesta Morúa opina sobre la acusación que pesa sobre los activistas de Matanzas.

“Están haciendo malabares para ver de qué modo lo condenan y lo invalidan para presentarse en las ‘elecciones”, refiriéndose al candidato independiente Armando Abascal.

“Armando Abascal es un candidato ganador”, finalizó el portavoz de la plataforma ciudadana.

(Con información de Diario de Cuba)