Un alto funcionario del Departamento de Estado resaltó la relevancia de reducir los ingresos al régimen de La Habana, y dio a conocer la presión sobre el castrismo seguirá aumentando, dada su influencia en el tema venezolano, informa Martí Noticias.


En la conferencia celebrada el pasado miércoles en Washington se abordaron los éxitos de EEUU en temas relacionados con el hemisferio occidental.

En primer lugar salió a relucir el «gran éxito para la democracia en Bolivia. Luego, el Presidente Evo Morales ignoró la voluntad de su pueblo expresada en un referéndum e hizo que su Corte Suprema declarara inconstitucionales los límites del término constitucional».

En otro punto señaló que «el 23 de septiembre, Estados Unidos se unió a 15 países para invocar el Tratado de Río en una acción colectiva contra las acciones antidemocráticas de la dictadura de Nicolás Maduro. Esta fue la primera vez que se utilizó el Tratado de Río desde el 11 de septiembre, desde el 2000, y fue la primera vez desde la década de 1960 que se utilizó para tratar una circunstancia en el hemisferio».

Sobre las relaciones de Washington con La Habana, el alto funcionario estadounidense mencionó que aunque siempre han tenido problemas con el régimen, «mientras los cubanos sigan haciendo lo que están haciendo, especialmente en Venezuela», en referencia a la injerencia del Gobierno de la Isla en otros países de la región, «hemos sido bastante claros con ellos de que la presión sobre ellos seguirá aumentando», sostuvo.


«…No hemos descartado ninguna medida específica… Mencioné algunas de las medidas que ya hemos tomado; habrá más», agregó en alusión al caso cubano.

«Maduro permanece en el poder solo por el apoyo que recibe de Cuba y Rusia. Estados Unidos cortará las fuentes de ingresos que quedan de Cuba en respuesta a su intervención en Venezuela. Ya hemos eliminado las visitas a Cuba en vehículos de pasajeros y recreativos. Suspendimos la autoridad de las compañías aéreas estadounidenses para operar el servicio aéreo programado entre los EEUU y todos los aeropuertos cubanos excepto el de La Habana», apuntó, recordando que estas medidas van a limitar todavía más al régimen castrista en el uso de recursos para apoyar su represión para con el pueblo dentro del país.

«Los países de la región también han tomado medidas con respecto al programa del gobierno cubano que trafica con miles de médicos cubanos en todo el mundo para enriquecer el régimen. Brasil insistió en pagar a los médicos directamente a un salario justo. En respuesta, el régimen cubano retiró a los médicos de Brasil. Los médicos también han abandonado Ecuador y Bolivia», concluyó.

Este viernes la administración del presidente Donald Trump anunció otra medida con el objetivo de cortar los ingresos al régimen cubano, el Departamento de Estado acaba de suspender todos los vuelos chárter a Cuba, excepto a La Habana, y dijo limitaría el número de vuelos al aeropuerto Internacional José Martí.