Almendrón se sube a la acera del Hospital Frank País de La Lisa (Imagen tomada de redes sociales/Emanuel Sarroca)

Por las calles cubanas circulan automóviles de más de 60 años de antigüedad, sin embargo pese al ingenio de los cubanos con piezas de repuesto y otros artículos mecánicos que proporcionan que muchos de ellos funcionen y sirvan incluso para transportar pasajeros, cada día llegan más reportes de la Isla de accidentes en los que estos autos están involucrados.


El día de ayer, Emanuel Sarroca, un enfermero que al parecer trabaja en el Hospital Frank País del municipio La Lisa, en La Habana, publicó en sus redes sociales imágenes de otro siniestro que tuvo a un «almendrón» como protagonista.

Según lo publicado por Sarroca, en horas de la mañana el auto perdió la dirección a causa de desperfectos, y terminó subiéndose a la acera, muy cerca de la parada del centro hospitalario.

Afortunadamente no se reportaron lesionados en este nuevo suceso. El usuario que recordó el reciente accidente con uno de estos vehículos en el malecón habanero que cobró la vida de cinco personas, hizo un llamado a las autoridades para que tomen medidas con urgencia garantizando la seguridad vial.

Asimismo cuestionó el trabajo que se realiza en la inspección que deben pasar estos automóviles para poder transportar pasajeros, el llamado «somatón», al parecer plagado de corrupción como muchos cubanos han denunciado a la prensa independiente.


Los accidentes de tráfico son la quinta causa de muerte en Cuba, y la primera entre personas de 15 a 29 años de edad. El Gobierno de la Isla no tiene la voluntad de responsabilizarse por los incidentes de este tipo en la vía, pese al envejecido parque vehicular y al mal estado de calles y carreteras por falta de mantenimiento.