Kendall Regional Medical Center en Miami Dade

Algunos enfermeros y miembros del personal médico en el Kendall Regional Medical Center Center han denunciado no estar recibiendo el equipo de protección adecuado cuando atienden a pacientes sospechosos de coronavirus.

Según un reportaje de Telemundo 51, algunos médicos han hecho públicas sus inquietudes.


“Los empleados del Kendall Regional Center, un hosptial de la HCA, pedimos que nos proporcionen los equipos que necesitamos para poder seguir cuidando a nuestra comunidad en estos tiempos de COVID 19”, señala Joaquin García, enfermero del hospital Kendall.

Caridad Álvarez trabaja hace más de 20 años en el hospital, es madre soltera y asegura que lo único que pide tener es la protección adecuada para seguir brindando su servicio en medio de esta pandemia.

«Quiero que trabajemos en un ambiente seguro, quiero que mis compañeros se sientan seguros, no quiero verles ese miedo en la cara cada vez que vamos a trabajar que me digan, Cari se fue una compañera con síntomas de COVID-19 porque no tenemos la N95”, señala Álvarez, quien aclara que no se trata de compensaciones lo que desean. “Solo necesitamos que nos cuiden, necesitamos un equipo que nos proteja para poder seguir brindando ese apoyo y el cuidado que necesitan los pacientes que llegan enfermos con COVID-19”.

El hospital asegura que se está guiando por los lineamientos del CDC, que establece que en medio de una crisis de salud se pueden limitar el uso de artículos de protección.


El Hospital Kendall Regional publicó el siguiente comunicado:

“A lo largo de nuestra respuesta a COVID-19, nuestro enfoque ha sido proteger a nuestros colegas y garantizar que nuestra gente tenga suficiente equipo de protección personal (PPE) en medio de una escasez global de PPE. Esto incluye una política de enmascaramiento universal, consistente con las pautas del CDC, que ha estado vigente desde finales de marzo y requiere máscaras para todos en las áreas de atención al paciente y máscaras N95 para aquellos que tratan a un paciente COVID positivo que se somete a un procedimiento. Nuestra planificación para una pandemia anticipa una respuesta que continuará durante varias semanas más, y estas pautas ayudarán a garantizar que nuestro personal continuará protegido durante esta crisis de salud global”.