Mujer embarazada. Foto: Pixabay

Cuidado con un fraude que comenzó en el sur de la Florida y se ha propagado por todo el país, las víctimas suelen ser mujeres embarazadas que reciben una tarjeta llena de cupones junto con una dulce nota de alguien llamado Jenny B que felicita a las nuevas madres, informa Local 10 News.


Nadie sabe quien es Jenny B, y muchas de las que reciben la tarjeta ni siquiera están embarazadas.

Según Cinthya Lavin del Better Business Bureau, «es un esquema de marketing cuestionable, es realmente poco ético».

Lavin lamenta que las ubicaciones de Better Business Bureau en todo el país han estado escuchando sobre estas tarjetas durante dos años.

«La compañía está fuera de Utah y se llama Mothers Lounge, LLC. Pero también hay diferentes compañías que en realidad tienen productos relacionados con bebés», explicó.


Aunque las tarjetas pueden parecer inofensivas, no lo son, muchas mujeres de manera desprevenida se conectan a Internet para usar los cupones o tarjetas de regalo, y les cobran cantidades de escándalo por el envío de lo que sea que estén recibiendo, en muchos casos ni siquiera se trata de algo que realmente compraron.

Better Business Bureau asegura haber recibido casi 90 quejas e informes de Scam Tracker sobre la compañía. En los últimos dos meses han llegado más de 60 de esas quejas, junto a docenas de reseñas sobre las estafas.

Un portavoz de la compañía detalla que «los destinatarios calificados para este anuncio publicitario se han suscrito, en un momento, a una lista de suscripción de cupones y ofertas de maternidad a través de una empresa de marketing de terceros».

Pero la mayoría de las personas de las que han escuchado no recuerdan haberse inscrito para ese tipo de ofertas o cupones, y es posible que nunca hayan estado embarazadas antes, de acuerdo a Better Business Bureau.

La recomendación para las mujeres que reciban estas tarjetas es que las boten.