El Centro Provincial de Higiene, Epidemiología y Microbiología (CPHEM) envió una nota al periódico Escambray, para advertir sobre el alto riesgo epidemiológico existente en Sancti Spíritus, debido a los elevados índices de infestación por el mosquito Aedes aegypti, reporta Diario de Cuba.

En días recientes el MINSAP (Ministerio de Salud Pública) reconoció que no ha podido solucionar el problema del dengue en Cuba. Luego de la epidemia de 2014 en el municipio de Trinidad, y en 2015 en la cabecera provincial, la presencia del mosquito ha vuelto a aumentar.

Por lo que la situación epidemiológica del territorio se ha complicado con nuevos casos de dengue y zika.

El comunicado del CPHEM, no ofrece cifras, pero habla de las causas que han propiciado la epidemia, entre ellas el enyerbamiento de patios y solares, la proliferación de salideros de agua potable, el vertimiento de desechos sólidos al aire libre, las condiciones inadecuadas para el almacenamiento de agua, la no realización del autofocal familiar, entre otras.


En Camagüey, Villa Clara y Cienfuegos también existen casos de estas enfermedades. Marennys Moreno Gutiérrez, vicedirectora de vigilancia y lucha antivectorial del CPHEM, fue contactada por el periódico para una entrevista.

La funcionaria declaró que cualquiera de los cuatros serotipos del dengue puede evolucionar como un dengue hemorrágico y que, dada la epidemia anterior padecida en Sancti Spíritus y Trinidad, en estos lugares algunos casos pueden sufrir, con mayor proclividad, dengue hemorrágico.

Sin ofrecer más detalles, Moreno Gutiérrez afirmó: “hoy no hay trasmisión definida de dengue, solo se reportan casos aislados”.

Las autoridades no quisieron decir que un paciente del reparto Olivos II falleció a causa de dengue hemorrágico, sino que se está investigando la causa del deceso.