En declaraciones al sitio T13 Semanal de Chile, Alcibiades Hidalgo, ex jefe de despacho civil de Raúl Castro dijo que Castro no abandonará el poder real en Cuba, aunque deje sus cargos en el gobierno, asimismo calificó el traspaso del poder al actual vicepresidente del Consejo de Estado, Miguel Díaz-Canel, como una “pantomima más bien grotesca”.


El ex miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), afirmó, que “esto no es nada más que una pantomima más bien grotesca de un relevo, que no es nada del gusto del pueblo de Cuba”.

Alcibiades Hidalgo, escapó de la Isla en julio de 2002, de igual modo lamentó la visita realizada a Cuba la pasada semana por la presidenta chilena, Michelle Bachelet, que fue precedida días antes por la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, y el senador estadounidense republicano Jeff Flake.

En referencia al tema Castro, y el poder en Cuba, dijo: “Él va a continuar siendo el primer secretario del Partido Comunista que, por definición, es la fuerza que dirige la sociedad cubana, como incluso reza en la Constitución, y va a dejar al frente del gobierno a un hombre más joven (el actual vicepresidente Miguel Díaz-Canel), cuestionado por sus iguales y que tiene que comenzar a ejercer ese poder ilimitado bajo la supervisión y el completo control de un Raúl Castro que va a seguir siendo la verdadera fuerza dirigente del país, como lo ha sido en los últimos años después que sucedió a su hermano”.

El ex jefe de despacho civil, restó importancia a la hipótesis que ha circulado recientemente sobre la posibilidad de que el sucesor de Raúl Castro sea el general Alejandro Castro Espín, a quien calificó como “una figura gris, sin ningún valor salvo su árbol genético, que no tiene nada que le dé la legitimidad a los ojos de los propios líderes de aquella revolución de 1959 y mucho menos a los ojos del pueblo cubano”.


“Hay un proyecto peregrino, de cierta herencia familiar, de dar continuidad a una dinastía de los Castro a través del hijo del propio Raúl. ¿Cuál es el derecho de la familia Castro a atribuirse una herencia del poder en Cuba después de 60 años de ejercerlo y, sobre todo, de los resultados que ha tenido ese largo gobierno?”, subrayó.

(Con información de Martí Noticias)