El alcalde de Miami Beach una vez más expresó su intención de eliminar el conocido «Distrito de Entretenimiento» a raíz del acto de violencia más reciente que estremeció la ciudad el pasado miércoles cuando un joven padre de 21 años murió acribillado a tiros en un restaurante en Ocean Drive.

El joven, que visitaba de Colorado, fue identificado como Dustin Wakefield, y murió protegiendo a su bebé de 1 año, en una mesa donde lo acompañaban su esposa y sus padres.


«Señor. Wakefield vino a nuestra ciudad para crear un momento familiar especial y, en cambio, se convirtió en víctima de un acto horrible y despreciable ”, dijo Gelber.

«No voy a fingir que todo está bien en South Beach», añadió el alcalde que propone cambios en la ciudad que según él eliminarían la actividad criminal que corre por sus calles.

Tras el incidente el miércoles la policía arrestó a Tamarius Davis, de 22 años, de Norcross, Georgia quien alegó que estaba bajo una aparente psicosis inducida por hongos cuando disparó a Wakefield, según el Departamento de Policía de Miami Beach.

Gelber dijo que la mayoría de los perpetradores y víctimas de delitos en South Beach son turistas. Dijo que la comisión de la ciudad ha impuesto decenas de medidas y ha aumentado el tamaño del departamento de policía y ha traído recursos de otros departamentos.


“Nuestro distrito de entretenimiento atrae a demasiadas personas, incluidas muchas que buscan pelear, comprar drogas o portar armas y usarlas con demasiada frecuencia … ningún ingreso vale la pena”, dijo Gelber.

La propuesta del alcalde incluiría medidas para poner fin a la vida nocturna en la ciudad. El alcalde sin embargo, nunca ha propuesto una política de mano dura contra los visitantes violentos.

“No necesitamos ni podemos sostener más un distrito de entretenimiento. Se ha convertido en un imán de demasiados problemas y desorden. También pone en riesgo a nuestra policía y agota los recursos ”, dijo Gelber.

Gelber dijo que habrá una reunión especial sobre este tema.