Agentes de la Seguridad del Estado abusaron sexualmente de la activista cubana Diasniurka Salcedo Verdecia/Captura de pantalla

La activista cubana Diasniurka Salcedo Verdecia denunció en sus redes sociales el viernes, fue agredida sexualmente por agentes de la policía política en una detención.


«Fui maltratada de la peor manera que se puede maltratar a un ser humano. Cuando digo maltratada lo digo con palabras mayores. (…) Todas las mujeres saben a lo que me refiero con que fui maltratada por dos hombres: sexualmente y de la manera más brutal. Lo estoy denunciando», reveló a través de una transmisión en vivo.

Según Salcedo Verdecia, fue maltratada sexualmente de la «manera más brutal», porque descubrieron que estaba grabando audios con su celular.

Varias organizaciones han dado a conocer la denuncia de Salcedo Verdecia, entre ellas La Red Femenina de Cuba, la Alianza Cubana por la Inclusión y las Mujeres Democristianas de Cuba, quienes lanzaron un comunicado conjunto poniendo en evidencia la degradación moral de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y de la Seguridad del Estado, lo cual es apenas «un reflejo de la decadencia moral del sistema», recoge Diario de Cuba.

Además acusaron al régimen de La Habana, por ser cómplice de este tipo de actos, lo cual se pone de manifiesto a través de su indolencia habitual.


De esta manera exigieron al Gobierno «la redacción inmediata de una Ley Integral de Violencia de Género que tipifique estas actuaciones como delito y que contemple como agravante del mismo la acciones realizadas por los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado como garantes de la seguridad ciudadana».

Denunciamos la degradación moral de la policía cubana por abuso sexual reflejo de la decadencia del sistema. ¿Donde el…

Publicada por Red Femenina de Cuba en Sábado, 21 de noviembre de 2020

Asimismo pidieron «la redacción de una Ley de Competencia Policial que supere el Reglamento Policial de 2019, que es calificado erróneamente de constitucional, siendo simplemente un reglamento represor, y que necesariamente incluya un código ético de conducta, basada en los  documentos de carácter universal que han servido de guía para el asentamiento de los valores policiales profesionales, como son la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, y los Pactos Internacionales de 1966 que, a su vez, orientaron la elaboración en el año 1979 del Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de las Naciones Unidas».