Vuelve a estremecerse EEUU por un asesinato masivo con arma de fuego, el incidente tuvo lugar en el estado de Alabama, en la noche del lunes, cuando un joven de 14 años usó una pistola para matar a cinco miembros de su familia, informa El Nuevo Herald.


El adolescente reconoció ante las autoridades que disparó contra cinco de sus familiares en la casa, de acuerdo a la oficina del sheriff del condado de Limestone, en la frontera con Tennessee.

Con un tuit, la policía precisó que los investigadores están ubicando el arma que usó, una pistola de calibre 9mm.

Cuando las autoridades llegaron a la escena, encontraron a tres personas fallecidas, y a dos con graves heridas, que finalmente también murieron.

La semana pasada el cuñado de Blake Bivens, lanzador de los Tampa Bay Rays, asesinó a su propia madre, hermana y sobrino con un rifle en Virginia.


El pasado fin de semana, un tirador mató a siete personas, e hirió a 22 en Odessa, Texas, y hace poco menos de un mes tuvo lugar un gran tiroteo en El Paso, donde murieron 22 personas.

Estos nuevos incidentes con armas de fuego, han desatado nuevamente el encendido debate sobre la segunda enmienda de la Constitución de EEUU, que protege el derecho que tiene cada ciudadanos estadounidense a poseer y a portar armas.