Vivienda en Miami- Foto de archivo

Luego de que la semana pasada se diera luz verde para iniciar los desalojos después del 31 de julio la administración Biden, apoyada en las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, emitió una nueva moratoria federal de desalojos el martes.

La prohibición de desalojo estará dirigida a áreas del país que experimenten altos niveles de infecciones por coronavirus y durará 60 días hasta el 3 de octubre.


La prohibición de desalojo original de los CDC, que había estado en vigor desde septiembre de 2020, expiró el 31 de julio y se estima que esta nueva extensión pueda cubrir alrededor del 90% de los inquilinos debido al aumento de casos por la nueva variante Delta.

Más de 11 millones de estadounidenses se han quedado atrasados ​​en el pago del alquiler, y algunas investigaciones han encontrado que los desalojos provocan un aumento en los casos de virus y muertes.

La Casa Blanca había dicho anteriormente que no podía extender la prohibición de desalojo nuevamente después de que la Corte Suprema dictaminó en junio que la política solo podía renovarse mediante la legislación.

No está claro cómo responderá el tribunal a esta nueva moratoria, pero al menos podría darles a los estados y ciudades más tiempo para distribuir los $ 45 mil millones en asistencia de alquiler asignados por el Congreso. Solo alrededor de $ 3 mil millones de ese dinero habían llegado a los hogares a fines de junio.