Una anciana de 100 años de Pompano Beach aún no puede creer que la persona que estaba cuidándola y atendiéndola también le estaba robando.


Esther González, de 60 años, se presentó en audiencia de fianza este miércoles acusada de robar en la casa de Gladys Nicholas, la víctima.

“Fui hacia allí y abrí el cajón, vacío, y pensé, ‘¿Qué diablos está pasando aquí?’”, dijo Nicholas a 7News.

“Estoy enojada, muy enojada porque siempre la traté muy bien y nunca le di un problema de ningún tipo mientras estuvo aquí. Confié en ella completamente «, añadió.

La Oficina del Sheriff del Condado de Broward (BSO) está investigando la desaparición de las joyas de Nicholas entre los meses de marzo y abril. También investigan cargos en una tarjeta de crédito de la víctima con pagos a un abogado por servicios para representar a un hijo de la acusada que se encontraba en prisión.


Las autoridades dijeron que el total de los gastos sumaba $3000 dólares.

González dijo que era inocente al ser confrontada por reporteros; sin embargo, uno de los detectives en el caso aseguró que ella había confesado a alguno de sus crímenes.

“Al final, la interrogué y admitió que se estaba utilizando al menos una de las tarjetas de crédito”, dijo Ronald Cusumano. “Una vez que la familia se involucró, comenzaron a revisar sus registros financieros, las diferentes tarjetas de crédito. Descubrieron que había numerosas transacciones con varias tarjetas de crédito «.

«Todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario, pero, ya sabes, estamos agradecidos de que parece que hemos resuelto este», dijo Ryan Nicholas, nieto de la víctima.

El juez ordenó que tras su liberación bajo fianza, González no pueda contactar a la víctima y no se le permite ser cuidadora hasta nuevo aviso.

Los detectives dijeron que continúan investigando el caso, incluido el presunto robo de las joyas de la mujer de 100 años, cargo que aún no se le imputa a González. No revelaron el valor estimado de las joyas.