Lourdes Van Caneghem, una cubana que era propietaria de una agencia de viajes en Miami y que tiene un largo historial delictivo fue acusada de estafar a cubanos que querían traer a sus familiares de Cuba.


Las víctimas indican que las estafó al venderles pasajes inexistentes desde Cuba a Nicaragua y con trámites migratorios.

La mujer salió de la cárcel bajo fianza pero enfrenta varios cargos por prometer tramites migratorios de manera más rápida y vender pasajes inexistentes.

En su largo historial de crímenes también fue arrestada por presuntamente estafar a una agencia de seguros por pagos de más de $20,000 por terapias debido a un accidente de tránsito que nunca ocurrió reportó América Teve.