Acusado de «atentado, desorden y desobediencia» un cubano que dijo en EEUU no se hacen colas/Captura de pantalla

El cubano René Alberto López Cossi sometido a un juicio sumario, sin representación legal, tras manifestarse en una cola para comprar pollo en el municipio especial Isla de la Juventud.


Según López Cossi, una mujer que había en la fila, y que se molestó con su actitud llamó a la policía, que ahora lo acusa de un delito de «desobediencia».

«Yo no he desobedecido a nadie porque yo terminé de hablar con la compañera, manifesté lo que dije y me fui», explica el acusado en entrevista para CubaNet.

El isleño detalla que fue golpeado por los agentes, que lo arrestaron con violencia.

Al ver la injusticia el pueblo protestó y le gritaban a los oficiales: ¡Abusadores!


En las imágenes captadas se aprecia la inconformidad de los presentes en la cola para con las autoridades.

«Estuve detenido cuatro días, y desde el primero me estuvieron dando golpes», reveló.

Pese a las lesiones que le dejaron con la golpiza, lo trasladaron a un hospital, donde ni siquiera le dieron un certificado médico.

El pecado capital que cometió López Cossi, fue decir que en Estados Unidos no se hacen colas.

López Cossi estuvo en EEUU, donde no pudo legalizarse y fue deportado hacia la Isla, explicó.

En el juicio sumario que se llevó a cabo en su contra, el Tribunal declaró culpable al antillano, por los presuntos delitos de «Atentado, Desorden Público y Desobediencia». Ahora tendrá que pagar una multa de 1.200 pesos.