En el día de hoy, 1 de noviembre entra en vigor el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación, que será puesto en marcha de manera provisional, y marca el fin del aislamiento de Cuba, como el único país de la región con el que la UE no tenía aún un pacto bilateral.


“La UE y Cuba están verdaderamente pasando una página, y un nuevo capítulo de nuestra asociación comienza ahora con la aplicación provisional de nuestro nuevo acuerdo”, dijo Federica Mogherini, la alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, en vísperas de la aplicación del tratado.

Norma Goicoechea, la embajadora de Cuba en Bruselas, indicó que su país considera que se ha dado un “paso importante”, ya que permitirá “consolidar las relaciones con bases estables, respetuosas y mutuamente beneficiosas”, de acuerdo a Efe.

“Los lazos entre La Habana y Bruselas se corresponden con los vínculos desarrollados con diferentes Estados de la UE y su entrada en vigor coincide con la votación en la ONU de una resolución sobre Cuba en la que se pide el cese del bloqueo impuesto por Estados Unidos”, añade.

La funcionaria cubana se refirió al reciente paso del huracán Irma por la Isla, que ha traído innumerables perjuicios. Y también se quejó de que los esfuerzos que se están llevando a cabo para superar esta situación se vean afectados por el embargo estadounidense. Y denunció que las acciones de carácter humanitario “se están viendo afectadas por las medidas extraterritoriales que conlleva el bloqueo”.


“Somos optimistas con el apoyo que recibimos en la lucha contra el bloqueo y Cuba reconoce el apoyo de la UE a las demandas de que se acabe con esa situación, principal obstáculo para el desarrollo del país”, puntualizó.

El acuerdo ofrecerá un marco legal para que la UE y la Isla caribeña desarrollen inversiones bilaterales, y cooperen más estrechamente en desafíos globales, según la misma UE.

Este acuerdo permite a la UE “acercarse más a Cuba y a todos los ciudadanos cubanos” durante la modernización económica, política y social que atraviesa el país. “Nosotros, los europeos, estamos vinculados a Cuba, América Latina y el Caribe por una historia, cultura, valores y aspiraciones para el presente y para el futuro”, acotó Mogherini.

Las áreas de interés que puede promover el acuerdo, incluyen las energías renovables, el desarrollo rural, el medioambiente, la gestión de empleo y la seguridad de los mismos, los derechos humanos, entre otras.

La Mayor de las Antillas era la única nación de la región con la que la UE no tenía aún un marco legal para desarrollar su diálogo y cooperación.

Y específicamente, en el tema de los derechos humanos la UE ha puesto especial énfasis a la hora de cerrar el pacto, y en paralelo las dos partes han comenzado un diálogo, centrado en esa área por el cual se reúnen periódicamente, el cual no parece fructificar mucho en Cuba, ya que las detenciones arbitrarias contra la disidencia siguen dándose.

(Con información de Martí Noticias)